fbpx
personas dependientes

 

¡Ya llegó el deseado verano!. Tiempo en el cual disfrutamos de las vacaciones, el mar, la playa, momentos de ocio y de la familia. Pero también tiempo de mayor precaución para todas aquellas familias que cuenten con personas dependientes a su cargo.

Ya que en ésta época los cuidados en relación a la salud de nuestro familiar dependiente tiene mayor importancia. Debido por un lado, a que el envejecimiento provoca cambios en el metabolismo de los seres humanos que afectan de manera directa a la capacidad de autorregulación y a la percepción de la temperatura. Motivo por el cual, las personas mayores tienen menor sensación de calor. Por lo que pueden no tomar las precauciones necesarias para afrontar el clima del verano.

A lo que se le debe añadir, la posible presencia de enfermedades crónicas, neurodegenerativas o medicamentos que limitan no solo las capacidades descritas con anterioridad. Sino muchas otras necesarias para saber adoptar los cuidados necesarios en cada momento.

 

Consejos para disfrutar del verano con personas mayores y adultos dependientes:

  1. Mantener una adecuada hidratación. Aumentando la ingesta de líquidos y alimentos ricos en agua (frutas y verduras de temporada). Así como, llevar a cabo una adecuada hidratación corporal con geles y cremas hidratantes.
  2. Usar prendas de vestir holgadas, ligeras y compuestas por materiales naturales (preferiblemente lino y algodón).
  3.  Aplicar cremas de protección solar. Evitando la exposición al sol en las horas de máximo calor.
  4.  En personas mayores o adultos dependientes con demencia es necesario continuar manteniendo la rutina diaria. No variando la misma con respecto a la del resto del año, independientemente de que nosotros tengamos más horas de descanso. Por ello, y en caso de que planifiquemos viajar con nuestro familiar con demencia. Debemos tener en cuenta una serie de aspectos:
    • Tendremos que planificar el viaje lo máximo posible.
    • Evitar medios de transporte con aglomeraciones.
    • Realizar paradas para descansar en caso de que el viaje sea largo.
    • Una vez que estemos instalados en el lugar de destino. Mantener un entorno y una rutina lo más familiar y parecida posible.
  5. Controlar la temperatura del hogar, para que éste sea lo más fresco posible.
  6. Establecer pautas para ir al baño. Ya que debido al aumento de ingesta de líquidos y alimentos ricos en agua para mantener la hidratación. La persona mayor o adulto dependiente tendrá mayor necesidad de acudir al baño. Por ello, es importante crear una rutina diaria que permita mantener el control de esfínteres. Así como reducir la aparición de infecciones del tracto urinario, úlceras, etc.
  7. Controlar el ciclo de sueño-vigilia. Ya que debido al calor puede que la persona duerma mal por las noches o tenga mayor tendencia a la somnolencia diurna. Por ello, se recomienda realizar actividades durante el día y tener unos horarios para ir a dormir fijos.
  8. Realizar paseos y salidas por el exterior en las horas de menos calor.
  9. Vigilar el estado de salud de nuestro familiar (nivel de tensión, estado de la piel, glucemia, etc.).
  10. Y sobre todo, disfrutad de esta época del año lo máximo posible.

 

Natalia Otero Pazos

Terapeuta Ocupacional-Especialista en rehabilitación neurológica
666126522
Nº registro sanitario psicología clínica reactive: C-27-001210
Nº registro sanitario odontología reactive: C-27-001203
Nº registro sanitario fisioterapia reactive: C-27-001127
Nº registro sanitario terapia ocupacional reactive: C-27-001128
Nº registro sanitario podología: C-27-001180
Otros servicios que no requieren de autorización sanitaria:
Dietista - Nutricionista
Entrenamiento

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies