fbpx
buen calzado verano

Parece que empieza el buen tiempo, suben las temperaturas y ya estamos deseando cambiar el armario. Esto conlleva también cambiar el calzado. En esta época del año es cuando nuestros pies sufren más ya que van a estar más expuestos a factores externos después de una larga temporada. Comenzamos a sacar las sandalias, chanclas y todo el calzado abierto que tenemos pero, ¿sabes si es un buen calzado para el verano?

Es realmente importante que conozcamos las características que debería tener un buen calzado de verano. Evitando así, molestias o problemas que nos pueden fastidiar las vacaciones.

Para esto, te vamos a dar una serie de recomendaciones que no pueden faltar en tu calzado de este verano.

 

Transpirable y abierto

Un buen calzado de verano es aquel que permite una buena transpiración debido a las condiciones de aumento de temperatura y sudoración que se van a dar. En cuanto al material, debemos evitar materiales como el plástico que va a favorecer la sudoración.

Si utilizamos calzado cerrado, este debe ser transpirable para evitar un exceso de sudoración y que nuestros pies no estén húmedos durante todo el día. Si presentamos una sudoración excesiva, podemos ayudarnos de polvos específicos para ello, así como el cambiar los calcetines. Evitando así patologías comunes derivadas de este problema, como pueden ser los hongos.

Pero si es posible, el calzado abierto es la mejor opción para dejar respirar nuestros pies.

 

Sujección

Esta característica va a ser fundamental, el calzado que nos aporte sujección a nivel de talón y de antepié será un buen calzado. Hoy en día podemos encontrar una gran variedad de calzado y no nos debería resultar complicado encontrar un calzado abierto con estas características.

También sería de importancia la presencia de un buen contrafuerte en su parte posterior. Preferiblemente ajustable con cordones o velcro, evitando así movimientos no deseados que nos puedan causar rozaduras o ampollas. Si esto no es posible, debemos de buscar que el calzado se ajuste y sujete nuestro pie lo mejor posible.

buen calzado verano

Los podólogos desaconsejamos totalmente el uso de chanclas para uso diario, ya que esa no es su función y carece de todas las características necesarias para ser un buen calzado.

Es muy común hoy en día que la gente utilice las chanclas para caminar. Esto es un error, ya que la chancla no nos ofrece ningún tipo de sujección causando graves alteraciones en la marcha. Estas alteraciones desencadenan en una marcha inestable, la cual va a dar pie a poder sufrir algún tipo de patologías. Al no presentar sujeción alguna, provoca al pie a realizar sobreesfuerzos, pudiendo desencadenar patologías como los dedos en garra, fascitis plantar o tendinitis.

Sin embargo, sí es recomendable su uso en piscinas o lugares húmedos como baños y duchas públicos. Estas zonas tienen un alto riesgo de contagio de patologías como hongos, virus del papiloma humano entre otros. Con el uso de las chanclas, evitamos entrar en contacto con estas superficies, previniendo así contraer este tipo de patologías.

buen calzado verano

 

La suela

Como en la elección del calzado general, debemos de buscar una suela que no sea muy fina y plana para no generar excesiva tensión en las estructuras del pie y de la pierna.

El calzado que vayamos a escoger deberían de tener de 2 a 3 cm de altura, evitando así posibles problemas en nuestras estructuras y aportando un mayor confort.

CategoryPodología
Nº registro sanitario fisioterapia reactive: C-27-001127
Nº registro sanitario terapia ocupacional reactive: C-27-001128
Nº registro sanitario podología: C-27-001180
Otros servicios que no requieren de autorización sanitaria:
Dietista - Nutricionista
Entrenamiento

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies