fbpx
ejercicio y obesidad

Si, tenemos el remedio infalible para dejes de sentirte 20 años mayor de lo que eres. Para que dejes de quedarte bloqueada /o cada vez que te levantas después de estar agachado. Para que te sientas mejor. Más ágil. Más activo/a. Para que mejore tu ánimo. Para que descanses mejor… ¡un chollo! ¿verdad?

¡Y tan solo requiere que guardes un momento para realizar actividad física!

Sí, señores y señoras, no existe la pastilla mágica que todo lo cura (y para siempre). Que te la tomes y evite que engordes comiendo lo que quieras, que te elimine ese dolor de espalda con el que llevas más de 10 años… etc El sobrepeso tiene muchas mas consecuencias de las que creemos y la solución a muchas dolencias pasa por bajar de peso.

Pero para eso vas a tener que implicarte. Y eso no quiere decir que le tengas que dedicar jornadas maratonianas en los gimnasios. Basta con cambiar pequeños hábitos para tener una vida más activa en general y dedicarle unos cuantos momentos a la semana para realizar actividades un poco más exigentes. 

¿Qué efecto tiene el sobrepeso en nuestras articulaciones?

Nuestra comunidad es la más obesa de España, solo por debajo de Asturias. Se ha visto que el sobrepeso disminuye la esperanza de vida. Esto es debido a que suele ir asociada a otro tipo de enfermedades como diabetes, hipercolesterolemia, enfermedades cardiovasculares, hernias abdominales, etc. Ya os he hablado también de las consecuencias que tiene en concreto en el dolor lumbar.

El cuerpo humano, al igual que cualquier máquina, con el tiempo se desgasta. Se ha visto que en las articulaciones que tienen que soportar nuestro peso corporal, como las caderas o las rodillas, este proceso de destrucción es mayor. Lo mismo pasa a nivel de L5-S1, una zona que soporta casi la mitad de nuestro peso corporal. Por eso es frecuente que cuando nos hacemos una radiografía aparezcan daños en esta región.

Las fuerzas que actúan sobre las articulaciones se pueden deducir fácilmente siguiendo las leyes de la mecánica. A efectos prácticos podemos decir que por cada kilogramo de peso que sobrepasamos nuestro peso ideal le supone a la columna un peso 4 veces mayor. Es decir, si sobrepasamos 20 kg nuestro peso ideal, en L5-S1 estará soportando un peso de 80 kg. Peso que aumenta si nos flexionamos o si, por ejemplo, cargamos un peso. Y esto no solo va a afectar a los huesos, los músculos también tienen que contraponer este peso, se fatigan y pueden pasar la tensión al los ligamentos, menos preparados para esta función. Cuando estos ceden, se transmite el peso a las articulaciones que se degeneran originando artrosis.

Pérdida de peso

Es fácil deducir entonces que, a menor peso corporal que soporten nuestras articulaciones, menor será el deterioro que van a sufrir. El hecho de disminuir tan solo 1 kg de peso, para las articulaciones va a suponer una pérdida de 4 kg.

Aunque si tienes sobrepeso y los cambios degenerativos ya se han producido, que pierdas peso no va a hacer que desaparezcan, pero sí va a disminuir las fuerzas de tensión sobre el cartílago y, con ello, los síntomas.

Además, conseguiremos ralentizar la progresión de la destrucción ósea y con ello las posibilidades de acabar en un quirófano por una intervención para poner una prótesis.

El ejercicio físico

Cuando la musculatura está potente se va a comportar como un contrafuerte disminuyendo las cargas y repartiéndola a otras estructuras. A nivel de la columna, la musculatura del tronco y especialmente la abdominal, va a disminuir la presión sobre la columna. Es lo mismo que ocurre en arquitectura cuando a una columna que tiene que soportar peso se le asocian otros elementos que ayudar a distribuirlo.

Es importante tener en cuenta que cuando trabajamos la musculatura, deberíamos potenciar tanto la anterior, como la posterior y latera. De esta manera, la distribución de cargas será la correcta.

De esta manera conseguiremos «construir» nuestra propia faja «de serie». Una musculatura equilibrada va a evitar cargas y, con ello, se evitarán puntos en los que el peso sea mayor y una distribución no uniforme de las fuerzas. Os hemos hablado en anteriores post de los riesgos del uso prolongado de una faja lumbar externa.

Conclusiones

Por tanto, es importante que te plantees de forma seria, por tu salud, el hecho de comenzar a llevar una vida más activa. Prevendrá muchas molestias a largo plazo o, si ya las tienes, las mejorará en gran parte. Siempre les decimos a nuestros pacientes y usuarios que invertir un poco de tiempo a la semana en practicar ejercicio físico significa invertir en salud.

Igual de importante es que una vez que te animes a realizar ejercicio físico, lo hagas de una manera lógica y segura. Como os comentábamos, necesitamos un trabajo equilibrado y una planificación de los entrenamientos. Por eso recomendamos siempre acudir a profesionales que puedan recomendaros qué ejercicios hacer y, sobre todo, que vigilen una correcta ejecución.

En reactive ya sabéis que le damos mucha importancia a estos factores. Por eso siempre hacemos una entrevista previa con cada persona. Para conocer mejor qué contraindicaciones puede tener y qué tipo de ejercicios le viene mejor. A partir de ahí nos plantemos qué actividad es la más adecuada. Tenemos clases de Pilates para aquellas personas que no pueden realizar actividades de impacto, están comenzando a practicar actividad física y/o buscan mejorar su postura y dolores de espalda. Y también nuestros entrenamientos reactive. En ellos buscamos hacer un trabajo más exigente combinando entrenamientos de fuerza, circuitos aeróbicos y trabajo compensatorio de aquellas articulaciones más débiles.

Aprovecha que estas navidades tenemos bonos para que le regales a esa persona a la que sabes que también le vendría muy bien cuidar por la salud de sus articulaciones.

bonos regalo

Ana González

Fisioterapeuta
982873799
Nº registro sanitario psicología clínica reactive: C-27-001210
Nº registro sanitario odontología reactive: C-27-001203
Nº registro sanitario fisioterapia reactive: C-27-001127
Nº registro sanitario terapia ocupacional reactive: C-27-001128
Nº registro sanitario podología: C-27-001180
Otros servicios que no requieren de autorización sanitaria:
Dietista - Nutricionista
Entrenamiento

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies