fbpx
ansiedad

 

 

Si el otro día hablábamos sobre qué es la depresión más allá de las ideas que todos tenemos sobre ella, el blog de hoy me gustaría dedicarlo a  aclarar algunos conceptos sobre otro término muy común que todos conocemos: la ansiedad. A menudo usamos esa palabra o decimos que alguien “tiene ansiedad”. ¿pero que sabemos de ella realmente?

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una emoción normal de los seres humanos que nos ayuda a prepararnos ante algo importante que percibimos como una amenaza o algo que nos preocupa.  A diferencia del miedo, que tiene como origen un peligro inminente (por ejemplo que un león intente atacarnos), la ansiedad tiene su origen en preocupaciones más a largo plazo e imprevisibles.

¿Qué tipo de síntomas puede tener la ansiedad?

Podemos dividirlos en tres grupos:

  • Los cognitivos, relacionados con los pensamientos, y sentimientos por ejemplo las sensaciones de inquietud o preocupación.
  • Los fisiológicos o somáticos: por ejemplo sudar, aceleración de la respiración…
  • Los motores, los que podemos observar en la conducta: por ejemplo huir, temblar, quedarse paralizado…

¿Es la  ansiedad un fenómeno  poco común?

No. De hecho, todos en algún momento hemos sentido  algunos síntomas; por ejemplo, antes de un examen o de una entrevista de trabajo, cuando nos enfrentamos a algo que llevamos mucho tiempo esperando… La ansiedad en sí, de hecho, no es algo negativo, ya que nos ayuda a “prepararnos” para aquello que nos preocupa, y en consecuencia nos ayuda a enfrentarnos a ello (pensemos por ejemplo en como estar más activado puede ser beneficioso a la hora de hacer un examen difícil).

¿Cuándo es negativa la ansiedad?

Si bien un nivel moderado es útil ante ciertas circunstancias, cuando el nivel de ansiedad es excesivo o se prolonga mucho en el tiempo, nos dificulta realizar nuestra vida normal.  A esto se le llama trastornos de ansiedad, y son uno de los grupos de trastornos más comunes.

¿Cuáles son algunos ejemplos de trastornos de ansiedad ?

Aunque hay más de los que vamos a mencionar aquí, algunos de los más frecuentes son:

Las fobias específicas:

Se llama así a la ansiedad intensa ante un objeto o situación especifica; por ejemplo pensemos en el miedo a volar. Las personas que la sufren tienen tanta ansiedad que evitan realizar la actividad en cuestión, o la hacen pasándolo muy mal. Algunos ejemplos serían el miedo a volar, a las inyecciones, a las alturas, a las arañas etc.

Fobia social:

Al igual que en la anterior, existe una situación que nos da mucho miedo e intentamos evitar; pero en este caso, sería relacionada con actividades sociales. Las personas que sufren esta fobia tienen miedo a interactuar con otros porque piensan que les caerán mal, que no lo están haciendo correctamente, que el otro va a pensar algo malo de ellos… lo que lleva a que eviten situaciones sociales como ir a una fiesta o comer en público.

Trastorno de pánico:

Las personas con este trastorno tienen ataques de pánico de forma frecuente. Un ataque de pánico es la aparición de forma inesperada de miedo intenso así como algunos síntomas de ansiedad físicos o cognitivos (por ejemplo taquicardias, sensación de que nos ahogamos, miedo a morir, mareos…). Debido a estos ataques, las personas con este trastorno pueden dejar de ir a ciertos lugares o hacer ciertas actividades por miedo a que les de uno.

Trastorno de ansiedad generalizada:

En este caso, estas personas tienen una ansiedad y preocupación excesivas durante gran parte del tiempo; las preocupaciones de estas personas, son tan intensas que les dificulta llevar a cabo una vida normal y les causan algunos síntomas como pueden ser fatiga, problemas para concentrarse, problemas musculares o dificultades para dormir.

¿Tienen tratamiento estos problemas?

Sí, con un adecuado tratamiento psicológico (acompañado en ocasiones de tratamiento farmacólogico), se pueden tratar estos problemas. Desde la consulta de psicología clínica se trabaja de diferentes formas: trabajando el enfrentarse a la ansiedad de forma gradual y controlada, trabajo con los pensamientos y emociones que genera la ansiedad, buscando qué cosas pueden estar influyendo… Por eso, si os habéis sentido identificados en algunos de estos casos o estais teniendo dificultades similares, no dudéis en contactarnos.

Fátima Piñeiro

Psicóloga Clínica
982 87 37 99
Nº registro sanitario psicología clínica reactive: C-27-001210
Nº registro sanitario odontología reactive: C-27-001203
Nº registro sanitario fisioterapia reactive: C-27-001127
Nº registro sanitario terapia ocupacional reactive: C-27-001128
Nº registro sanitario podología: C-27-001180
Otros servicios que no requieren de autorización sanitaria:
Dietista - Nutricionista
Entrenamiento

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies