fbpx
depresión

Si tuviéramos que pensar en que palabra relacionada con la salud mental es la más común en nuestro vocabulario, posiblemente muchos diríamos “depresión”.

Sin embargo… ¿sabemos qué es realmente? Porque pese a ser uno de los trastornos mentales más frecuentes, mucha gente tiene ideas equivocadas sobre ella (de hecho podéis ver algunos mitos sobre la depresión en esta publicación de instagram). Por eso me pareció una buena idea utilizar este artículo para explicar un poco cómo se pueden sentir las personas con depresión.

Pero antes…, vamos a empezar por el principio.

¿Qué no es la depresión?

A veces utilizamos la palabra depresión ( o expresiones como “estar depre”) en situaciones de la vida cotidiana que poco o nada tienen que ver con la depresión, por ejemplo cuando:

  • Hemos tenido un mal día.
  • Nos ha pasado algo malo y estamos un poco tristes.
  • Estamos cansados o aburridos

Y sobre todo la equiparamos muchísimo a estar tristes. Pero la depresión es mucho más que eso.

Entonces, ¿qué es la depresión?

La OMS (organización mundial de la salud) la define así:

La depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

¿Qué quiere decir esto? Que la depresión es mucho más que estar triste, o que algo pasajero (horas o días ) provocado por un incidente. Es una combinación de pensamientos y sentimientos negativos, fundamentalmente la tristeza, pero también otros como la desesperanza, la ira o la angustia, que se mantienen durante un tiempo prolongado (mínimo dos semanas) y nos impide funcionar con normalidad.

Para hacernos una idea, además de la tristeza, algunas cosas que podemos sentir al tener depresión son:

  • Enfado, ira, irritabilidad: las personas con depresión  suelen tener en muchas ocasiones facilidad para sentir rabia o enfado,  tanto hacia los demás como a sí mismo. Esto puede ser un gran problema a la hora de relacionarse, ya que suele llevar a discusiones de pareja, problemas con la familia, etc…
  • Culpabilidad: generalmente las personas con depresión tienden a darle muchas veces a las cosas, rumiar sobre lo que han hecho… E incluso cosas muy pequeñas (por ejemplo olvidarse de enviarle un mensaje a alguien) pueden llevar a grandes cantidades de culpabilidad.
  • Angustia: Cosas que antes hacían sin dificultad, ahora supone una gran cantidad de preocupación y ansiedad.

¿Quiere decir esto que solo afecta a nuestras emociones?

Cómo decíamos en la definición, no son solo las emociones negativas las que forman parte de la depresión. Existen muchos otros síntomas que no son tan fácilmente relacionables con esta, pero juegan un papel muy importante. Algunos de estos por ejemplo son:

  • El cansancio físico, que en ocasiones llega a ser tan extremo que hasta actividades sencillas agotan.
  • La pérdida de interés por las actividades que nos gustaban: incluso nuestro mayor hobbie puede convertirse en una dificultad.
  • Aislamiento social: Unido a las pocas ganas de hacer cosas, habitualmente la gente deprimida tiene menos ganas también de ver a la gente, incluso a gente cercana, o de salir a la calle . Esto hace que vayan dejando de hacer cosas progresivamente, lo cual se convierte en un círculo vicioso. Cuanto más nos aislamos peor nos encontramos y al encontrarnos mal, tenemos menos ganas de salir.
  • La falta de concentración o dificultad para concentrarse. Esta, además de ser frustrante puede tener efectos en ámbitos de la vida como el laboral, como por ejemplo cometer errores que puedan llevar al despido o a suspender un examen.
  • Cambios en la alimentación: en ocasiones, la depresión “quita el hambre” y apenas comemos; en otras, todo lo contrario: se empieza a comer excesivamente.
  • Cambios en el sueño: como ya os hemos contado otras veces,  un buen descanso es fundamental para una buena salud mental. Sin embargo, con la depresión, habitualmente existen problemas para dormirse o para dormir muchas horas seguidas. Incluso nos puede pasar lo contrario, y dormir  muchas más horas de lo que es normal en nosotros.

La depresión, como veis, tiene muchas caras. En ocasiones, juzgamos a la gente cuando dice que tiene depresión pensando “pues no estás siempre triste”, “yo te veo contento”. Pero si bien estar triste es parte de la depresión, es mucho más que eso. Y a pesar de ser un problema que afecta a tanta gente, sigue estando muy estigmatizada (algo que por desgracia suele pasar en todos los trastornos mentales), en parte por el desconocimiento que tenemos acerca de ella. Por eso, saber un poco en qué consiste puede ser fundamental para poder entender por lo qué están pasando y las dificultades que se encuentra la gente deprimida.

Fátima Piñeiro

Psicóloga Clínica
982 87 37 99
Nº registro sanitario logopeda reactive: C-27-001230
Nº registro sanitario psicología clínica reactive: C-27-001210
Nº registro sanitario odontología reactive: C-27-001203
Nº registro sanitario fisioterapia reactive: C-27-001127
Nº registro sanitario terapia ocupacional reactive: C-27-001128
Nº registro sanitario podología reactive: C-27-001180
Otros servicios que no requieren de autorización sanitaria:
Dietista - Nutricionista
Entrenamiento

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies