dia mundial de la fisioterapia

Hoy, 8 de septiembre, es el Día Mundial de la Fisioterapia. Por eso quiero aprovechar para hablaros sobre algunos mitos o creencias erróneas sobre la fisioterapia que quizás desconocías. 

1 Los fisioterapeutas podemos trabajar en diferentes entornos

Cuando yo era pequeña recuerdo que los fisioterapeutas quedaban relegados a clínicas donde se trabaja con seguros de tráfico. También aparecían por las habitaciones de hospital pero era muy anecdótico. Por suerte ha ido avanzando nuestro papel en la sanidad, aunque todavía queda mucho por hacer.

Hoy en día los fisioterapeutas estamos en:

  • Clínicas privadas
  • Mutuas de seguros
  • Residencias geriátricas
  • Hospitales públicos y privados
  • Gimnasios
  • Ambulatorios
  • FP: como formadores en ámbitos sanitarios
  • Eventos deportivos
  • Empresas que contratan nuestros servicios para realizar tareas relacionadas con la prevención de lesiones

¿Conocías todas las salidas profesionales de la fisioterapia?

2 Todavía no existen especialidades oficiales

En muchas profesiones sanitarias existen especialidades oficiales. Sin embargo en fisioterapia todavía no. Tras la carrera existen multitud de cursos que te permiten especializarte en campos específicos. O realizar cursos variados para saber sobre diferentes ámbitos.

Pero oficialmente no existen estudios regulados que te permitan especializarte por ejemplo en «fisioterapia pediátrica«, «fisioterapia deportiva«….

Aunque la profesión parece encaminarse hacia la especialización, puesto que somos los propios fisioterapeutas los que tras acabar la carrera nos formamos en aquellos ámbitos que nos resultan más interesantes. En mi caso, tengo preferencia por la fisioterapia traumatológica y, en concreto, por el ejercicio terapéutico en las lesiones musculoesqueléticas. Por eso mi formación ha ido en ese sentido ampliándose cada vez más. 

3 La fisioterapia ayuda a evitar o retrasar cirugías

En muchos casos, el tratamiento de fisioterapia precoz puede evitar directamente cirugías. O, en casos en que  no se puede evitar, por lo menos puede conseguirse retrasar durante mucho tiempo.

Conviene recordar que las operaciones quirúrgicas son siempre la última opción. Solo debería optarse a ella cuando el tratamiento conservador (fisioterapia, medicación, etc) ha fracasado y el dolor y la incapacidad suponen un problema para el día a día del paciente.

Algunos casos pueden ser las tendinopatías en hombro o los casos de artrosis de rodilla. En ambos, un tratamiento de fisioterapia temprano (unido a cambios de hábitos de vida, modificación de actividades, etc) puede ayudar a evitar o retrasar una posible cirugía.

Pero incluso, habiendo que operar, realizar un tratamiento de fisioterapia previo a la cirugía también ayuda a que las consecuencias de la operación sean menores y acelerar la recuperación tras la intervención.

4 Si tienes un accidente de tráfico puedes acudir al fisioterapeuta que tu decidas

Muchas personas tras un accidente de tráfico acude a sesiones de fisioterapia a alguno de los centros concertados con los seguros privados. Al seguro le conviene ya que tiene pactadas con los centros precios muy bajos (cuando digo muy bajos me refiero a entre 4 y 8 euros / sesión aproximadamente). Por tanto, tu rehabilitación les saldrá realmente económica. 

Por tanto se aprovechan de que los accidentados suelen desconocer que pueden elegir libremente el centro en el que desean ser atendidos. En este artículo del Consejo General de Fisioterapeutas de España se detalla más este tema.

5 Fisioterapia es una carrera universitaria

Todavía es frecuente que muchos pacientes nos pregunten si a nuestra profesión se accede a través de algún FP o curso.

Para ser fisioterapeuta tienes que haber realizado la carrera de fisioterapia. Hasta la implantación de los grados universitarios se trataba de una Diplomatura de 3 años. A día de hoy la carrera de Grado en Fisioterapia tiene una duración de 4 años. Solo de esta manera se está acreditado como profesional sanitario y, por tanto, para realizar labores en el ámbito de la salud.

A mayores, los fisioterapeutas que ejercemos estamos colegiados (en mi caso por el Colegio de Fisioterapeutas de Galicia). Y para abrir un centro de fisioterapia tenemos que contar con nuestro propio número de registro sanitario ( el mío C-27-001127). Si necesitas saber si un centro está dado de alta en Sanidad puedes saberlo en la página web del Sergas.

6 Un tratamiento de fisioterapia no es un tratamiento de masaje relajante

Otra creencia popular es la de que el tratamiento de fisioterapia consiste en masajes y que este masaje además es relajante. De hecho, no es la primera vez que un paciente me dice: «Avísame si me quedo dormido«.

En fisioterapia existen multitud de técnicas distintas, aunque el paciente solo va a percibir que lo «movemos», lo «estiramos» y que hacemos «algún ejercicio». Aunque cada técnica tiene un objetivo muy concreto.

Un ejemplo es el de los ejercicios de neurodinámica. El paciente pensará que estamos haciendo unos ejercicios «raros» que le tiran mucho. Pero son ejercicios de movilización específicos sobre sistema neural.

7 Si no duele, no cura

Tampoco tiene necesariamente que dolores. Incluso en algunos casos no es conveniente que duela.

Ejemplo, volviendo al ejemplo anterior, en los casos en los que el sistema nervioso está muy sensibilizado. Son pacientes que tienen un dolor muy vivo, que a penas cualquier movimiento de la extremidad les molesta. En ese caso no debemos irritar todavía más el nervio ya que eso le generará más dolor todavía. Igual que en esos casos el masaje probablemente cree un efecto «relajante» sobre algunas zonas hipersensibles, pero tampoco solucionará el problema de base.

8 Las chicas no podemos tratar a pacientes «grandes»

Las fisioterapeutas chicas estamos capacitadas para tratar a cualquier tipo de paciente. Nuestra formación nos permite saber adaptarnos a manejar pacientes más grandes que nosotras de manera que podamos realizar las técnicas necesarias de la manera correcta y sin hacernos daño

Espero poder haber despejado algunas dudas  o mitos en el Día Mundial de la Fisioterapia. Si tienes cualquier otra duda puedes consultarme a través de redes sociales o en el email de Clínica reactive.

Ana González

Fisioterapeuta
982873799
Nº registro sanitario logopeda reactive: C-27-001230
Nº registro sanitario psicología clínica reactive: C-27-001210
Nº registro sanitario odontología reactive: C-27-001203
Nº registro sanitario fisioterapia reactive: C-27-001127
Nº registro sanitario terapia ocupacional reactive: C-27-001128
Nº registro sanitario podología reactive: C-27-001180
Otros servicios que no requieren de autorización sanitaria:
Dietista - Nutricionista
Entrenamiento