daño cerebral adquirido

 

El daño cerebral adquirido es una de las principales causas de discapacidad en nuestra sociedad y en el mundo desarrollado. En España no existen datos estadísticos fiables sobre el número de personas afectadas, pero se estima que hay unas 420.064. Motivo por el cual es una de las patologías neurológicas de mayor incidencia. Ya que es la segunda causa de mortalidad en el hombre y la primera en la mujer.

 

¿Y cuál es la causa?

La etiología del daño cerebral adquirido es múltiple, ya que cualquier lesión que produzca daño de forma aguda en el encéfalo de forma posterior al nacimiento, diferente de cualquier trastorno genético o congénito es considerada la causa.

En un 78% de los casos el daño cerebral adquirido es debido a causas endógenas. El motivo principal suele ser el accidente cerebrovascular (ACV) isquémico o hemorrágico. Aunque en menor medida también puede deberse a:

  • Encefalopatía anóxica.
  • Neoplasias.
  • Enfermedades inflamatorias autoinmunes.

Y el 22%  restante es debido a agentes externos como consecuencia de: traumatismo craneoencefálico (TCE), encefalopatías por tóxicos o agentes físicos y enfermedades infecciosas.

Asimismo, el incremento en los casos es debido a:

  • El incremento de la esperanza de vida de la población en general.
  • Al mayor número de accidentes de tráfico.
  • Accidentes laborales.
  • Mejora en las técnicas de reanimación y de traslados de accidentados.

rehabilitación neurológica

 

¿Qué supone el daño cerebral adquirido para la persona afectada y su familia?

Toda persona que sufre daño cerebral adquirido presenta una serie de lesiones en mayor o menor medida que dependerán de factores tales como: el tipo de lesión, localización, severidad inicial, tipo de atención recibida, así como de factores personales tales como la edad, nivel de estudios, personalidad, etc.

De esta forma, en algunos casos las lesiones cerebrales serán leves. Y, a través de la atención adecuada, los signos y síntomas serán mínimos. Sin embargo, en la mayor parte de los casos la gravedad del mismo provoca la presencia de múltiples déficits y secuelas a nivel cognitivo, físico, social, emocional y conductual. Lo que repercutirá de forma severa en la independencia funcional, derivando en una situación de discapacidad que acompañara a la persona el resto de su vida, afectando por lo tanto a la calidad de vida de la persona y a la de su entorno socio-familiar más cercano.

Por ello, y debido a la gran complejidad y multidimensionalidad del mismo, es de vital importancia el abordaje integral por parte de servicios de rehabilitación especializados. Y es que la gravedad y magnitud del daño cerebral adquirido exige una respuesta más especializada.

No en tanto, en España todavía existe un vacío existencial en la atención de los pacientes con daño cerebral adquirido. Ya que aunque las medidas tomadas en fases iniciales, cuando la persona se encuentra en estado crítico, son excepcionales. Todavía se espera a la fase subaguda para comenzar con el tratamiento rehabilitador, motivo que repercute de manera directa en la persona y su estado funcional.

De esta forma, el tratamiento rehabilitador debe comenzar desde el momento en el que se produce la lesión e ir adaptándose según la etapa de la enfermedad.
No obstante, a día de hoy todavía se invierte una enorme cantidad de recursos en mantener con vida a la persona con daño cerebral adquirido mediante neurocirugía y tratamientos farmacológicos. Pero casi nada en tratamiento de rehabilitación y en el apoyo para poder vivir la vida con el cambio sufrido.

Natalia Otero Pazos

Terapeuta Ocupacional-Especialista en rehabilitación neurológica
666126522
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nº registro sanitario logopeda reactive: C-27-001230
Nº registro sanitario psicología clínica reactive: C-27-001210
Nº registro sanitario odontología reactive: C-27-001203
Nº registro sanitario fisioterapia reactive: C-27-001127
Nº registro sanitario terapia ocupacional reactive: C-27-001128
Nº registro sanitario podología reactive: C-27-001180
Otros servicios que no requieren de autorización sanitaria:
Dietista - Nutricionista
Entrenamiento