fbpx
parkinson persona mayor

 

El impacto emocional que sufre una persona tras ser diagnosticada de Parkinson es estremecedor. Afrontar el desafío que supone dicha enfermedad no es fácil. Ya que solo la persona que padece la enfermedad y las personas que conviven con ésta, saben perfectamente las dificultades que presenta el enfermo para la realización de las diferentes actividades de la vida diaria.

A día de hoy, y en la mayor parte de los casos, la mayor preocupación del enfermo y de la familia se relaciona directamente con:

  • Cómo se trata esta enfermedad.
  • Cómo va a ser su evolución.
  • Y cómo ésta va a afectar a la vida cotidiana y al futuro familiar.

Por ello, y debido a la colaboración que voy a llevar a cabo con la Asociación Parkinson Lugo (Aspalu). Hoy me gustaría hablaros de la parte que a mi respecta y en como afecta el Parkinson a la vida cotidiana del enfermo. Y cómo la Terapia Ocupacional puede ayudar a los enfermos de Parkinson y a sus familias en su día a día.

 

¿Cómo afecta directamente el Parkinson a la vida cotidiana del enfermo?

Como consecuencia de la degeneración de las neuronas dopaminérgicas y la consiguiente disminución de dopamina, el enfermo de Parkinson presenta una serie de síntomas que afectan de manera directa al adecuado funcionamiento del sistema nervioso central y el control del movimiento muscular.

De esta forma, la pérdida de movilidad general debido a las anomalías que se producen en el control motor, es la sintomatología más característica de dicha enfermedad. Ya que el enfermo de Parkinson presenta una incapacidad progresiva para iniciar el movimiento debido a la presencia de:

  • Pobreza y lentitud para iniciar y ejecutar patrones de movimiento voluntarios y automáticos (hipocinesia, bradicinesia y acinesia).
  • Alteraciones del tono muscular (rigidez muscular).
  • Alteraciones en la postura y alineación corporal (postura hipercifótica). La cual provoca un patrón flexor en cuello, codos, cadera y rodillas.
  • Temblor de reposo.
  • Alteraciones motoras debido a efectos secundarios a la levodopa. Tratamiento farmacológico más eficaz actualmente disponible en el mercado, el cual provoca:
    • Movimientos involuntarios anómalos (discinesias).
    • Fluctuaciones motoras: alternancia de períodos «on», durante los cuales el enfermo de Parkinson tiene buena respuesta al tratamiento farmacológico. Y períodos «off», en los que el medicamento no hace efecto, provocando un empeoramiento en los síntomas.

Lo que da lugar a una serie de limitaciones en los movimientos voluntarios de las extremidades y el tronco que repercuten de manera directa en la funcionalidad y autonomía del enfermo. Provocando dificultades a la hora de realizar movimientos funcionales del día a día. Los cuales son necesarios para poder realizar de manera adecuada las diferentes actividades de la vida diaria tales como girar en la cama, levantarse, caminar, asearse e incluso comer.

A lo que se le debe añadir la presencia de alteraciones no motoras a nivel neuropsicológico, autonómico, sensorial y digestivo. Producidas por efecto secundario a:

  • La propia afectación del sistema nervioso central.
  • A la falta de movilidad general.
  • Y a la medicación.

Lo que provoca un impacto considerable en la calidad de vida de la persona afectada y su familia.

¿Y cómo ayuda la Terapia Ocupacional al enfermo de Parkinson y a su familia?

El terapeuta ocupacional es el profesional del ámbito sanitario encargado de facilitar la adaptación a las limitaciones existentes en el día a día de los enfermos de ParkinsonPara ello, el terapeuta ocupacional valora las capacidades actuales, así como los problemas que presenta la persona con Parkinson. Con el objetivo de mantener las capacidades de la persona. Así como prevenir y/o disminuir las limitaciones producidas por la propia patología, el estado y la evolución de dicha enfermedad. Permitiendo de esta forma que la persona con Parkinson se desenvuelva durante el mayor tiempo posible con la máxima autonomía en su día a día.

De esta forma, el tratamiento desde Terapia Ocupacional en enfermos con Parkinson y sus familias tiene una gran relevancia. Ya que el mismo está dirigido a establecer un tratamiento neurorehabilitador que permita mantener la máxima autonomía del enfermo en las diferentes actividades de la vida diaria a través de:

  • Ejercicios dirigidos a mejorar y/o mantener la eficiencia del movimiento permitiendo:
    • Disminuir y/o evitar la rigidez y limitación en las articulaciones.
    • Disminuir el tono postural aumentado.
    • Mejorar la velocidad, coordinación, ritmo y amplitud de los movimientos funcionales.
    • Mejorar las destrezas y habilidades motoras.
    • Y reducir los movimientos en bloque.
  • Ejercicios dirigidos a mejorar y/o mantener las habilidades cognitivas.
  • Reeducación y entrenamiento en las diferentes actividades de la vida diaria.
  • Establecimiento de estrategias y consejos que permitan mejorar el día a día del enfermo y su familia. 
  • Recomendación de las adaptaciones pertinentes tanto en las actividades de la vida diaria como en el entorno (vivienda):
    • Adaptación cognitiva y funcional de la vivienda. Compensando así las limitaciones y facilitando el rendimiento de la persona.
    • Eliminación de barreras arquitectónicas que permitan adaptar los espacios físicos en los que se desenvuelve la persona. De tal forma que ésta pueda acceder sin sobreesfuerzos, de la manera más autónoma, segura y cómoda posible.
  • Asesoramiento, formación y/o entrenamiento sobre los diferentes productos de apoyo existentes en el mercado.
  • Asesoramiento y formación a familiares en la atención y cuidado adecuado del enfermo.

 

Conclusiones

Esta claro que tras el diagnóstico de la enfermedad de Parkinson tanto el enfermo como su familia cambian de vida. No obstante, la manera de llevar la enfermedad, aceptarla, afrontarla y convivir con ella depende de cada uno.

Por ello, busca ayuda y ten claro que la mayor limitación es uno mismo. Ya que tal y como dijo el gran Stephen hawking:

Mientras haya vida hay esperanza.

Natalia Otero Pazos

Terapeuta Ocupacional-Especialista en rehabilitación neurológica
666126522
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Nº registro sanitario psicología clínica reactive: C-27-001210
Nº registro sanitario odontología reactive: C-27-001203
Nº registro sanitario fisioterapia reactive: C-27-001127
Nº registro sanitario terapia ocupacional reactive: C-27-001128
Nº registro sanitario podología: C-27-001180
Otros servicios que no requieren de autorización sanitaria:
Dietista - Nutricionista
Entrenamiento

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies