manguito rotador
El hombro es la articulación más móvil del cuerpo humano, pero también la más inestable.

Esto se debe a que la articulación del hombro es incongruente. Sus superficies articulares son asimétricas, existiendo un contacto limitado entre ellas. La gran superficie convexa de la cabeza humeral tiene un contacto reducido con la pequeña y poco profunda cavidad glenoidea.

Para suplir esta inestabilidad, la articulación del hombro cuenta con varios sistemas:

tendinitis

  • Estabilizadores primarios (estáticos) : formados por la capsula articular y sus refuerzos- En particular el complejo ligamentoso glenohumeral inferior, junto con el rodete glenoideo.
  • Estabilizadores secundarios (dinámicos): son los músculos del manguito rotador (vídeo):

_ supraespinoso

_ infraespinoso

_ redondo menor

_ subescapular

Manguito rotador

Es, por tanto, un componente esencial en la estabilización del hombro. Esto se debe a que la contracción de las fibras del manguito rotador crea fuerzas compresivas que estabilizan la cabeza glenohumeral en la cavidad glenoidea.

Es una causa frecuente de dolor en el hombro. El 70 % de los pacientes diagnosticados con  hombro doloroso, la causa es una lesión del manguito rotador.

Factores de riesgo

En el desarrollo de la lesión de estas estructuras intervienen factores extríncecos como:
  • Sobrecarga de trabajo
  • Actividades como la conducción automovilística
  • Realizar labores con elevación de los brazos frecuentemente 
  • Ejecutar trabajos que impliquen la aplicación de fuerza desde los miembros superiores o el manejo de elementos vibratorios.

Y también factores intrínsecos como:

  • Desequilibrios musculares
  • Contracturas capsulares
  • Relajación de la porción larga del músculo bíceps braquial

Estos factores producen una traslación de la cabeza humeral y, consecuentemente, un estrechamiento del espacio subacromial, provocando un síndrome de pinzamiento o impigement.

Dentro de los factores intrínsecos tambíen cabe destacar el aporte sanguíneo al manguito rotador, que disminuye con la edad y de forma transitoria con ciertos movimientos y actividades, y contribuye a la degeneración del tendón y a la rotura. Existe una zona de vascularización crítica que se localiza 1 cm medial a la inserción del manguito de los rotadores. 

Sintomatología

El síntoma más frecuente en la rotura del manguito de los rotadores es el dolor, localizado en la cara anterior y lateral del hombro, que se agrava con las actividades por encima de la cabeza.

Con frecuencia, el dolor es de comienzo insidioso y de predominio nocturno.

Menos frecuentemente, la instauración del dolor puede ser aguda tras una caída sobre el hombro afecto.

A medida que el problema avanza, los síntomas pudiendo aparecer pérdida de fuerza y de movilidad y dificultad para realizar actividades que ponen el brazo detrás de la espalda, como abotonarse o subirse un cierre.

Diagnóstico

Son múltiples las causas por las que un hombro puede presentar dolor. Se necesita de una historia clínica completa para determinar el origen del problema en función de las características, el comienzo del dolor y los resultados de los tests clínicos.

El diagnóstico es, fundamentalmente, clínico. Las pruebas de imagen no son necesarias en una primera evaluación a excepción de aquellos casos en los que, por los hallazgos, debamos descartar otros problemas como fracturas, roturas tendinosas completas o parciales, artritis, calcificaciones, etc. O en casos en los que la evolución no esté siendo satisfactoria.

Esto se debe a que seguramente el 50% de la población tiene alguna anomalía en la estructura del tendón, y eso no tiene por qué significar necesariamente que produzca dolor y patología. Y al revés, también encontramos tendones dolorosos y su imagen es normal. En conclusión, no podemos establecer una relación directa entre estructura y síntomas.

De todas formas, debemos de tener en cuenta que cambios en la imagen son un predictor de riesgo para desarrollar una tendinopatía o llegar a una ruptura completa.

Tratamiento

El tendón es un tejido con un metabolismo más lento que otros por eso tarda más tiempo en repararse y adaptarse que otras estructuras. El tendón es pobre en células, por eso su vascularización no es más que la proporcional a este número. Por esta razón tiene un metabolismo lento y, por tanto, su velocidad de adaptación a la carga también lo es. También por eso, suele ser el tejido que, cuando el aumento en la carga de ejercicio no es progresivo, protesta primero.

Para el tratamiento de un problema de tendón, además de las la terapia manual, debemos de tener presente que en un problema que viene por la carga habrá que hacer algo con ella también. Así que hay que hacer carga para estimular la formación de colágeno. En este artículo anterior os hablábamos cómo y por qué

Os recomendamos que si tenéis algún problema de hombro, os lo toméis con paciencia. Está recomendado tratar a los pacientes con ejercicio durante al menos tres meses antes de considerar otras opciones. La cirugía debería ser la última opción, tras haber intentado antes otras medidas no invasivas.

Si quieres consultar tu caso en particular, consulta con profesionales y valoraremos tu caso en particular.

Ana González

Fisioterapeuta
982873799
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nº registro sanitario logopeda reactive: C-27-001230
Nº registro sanitario psicología clínica reactive: C-27-001210
Nº registro sanitario odontología reactive: C-27-001203
Nº registro sanitario fisioterapia reactive: C-27-001127
Nº registro sanitario terapia ocupacional reactive: C-27-001128
Nº registro sanitario podología reactive: C-27-001180
Otros servicios que no requieren de autorización sanitaria:
Dietista - Nutricionista
Entrenamiento