tendones

Los tendones son unas de las causas más frecuentes de consulta en fisioterapia. Muchos pacientes vienen diagnosticados del médico o del servicio de urgencias de esta manera, pero al realizar la exploración, puede ser que ese dolor no venga de los tendones sino de otras estructuras.

Para llegar a saber si son los tendones los que provocan ese dolor, es necesario saber cómo se comportan o cómo se comportan los tendones ante una patología.

Hoy me gustaría contaros 10 curiosidades sobre las patologías en los tendones que nos pueden ayudar a identificar si es el tendón el que se lesiona y en ese caso, qué puedo hacer para recuperarlo.

Dolor característico

Dolor que generalmente se produce tanto al inicio como al cese de la actividad. Se acompaña a veces de hinchazón alrededor del tendón, rigidez matutina y deterioro del rendimiento.

Existe una irritabilidad prolongada, es decir, una vez que se desencadena el dolor, éste permanece durante un tiempo.

El dolor empeora por la noche y suele localizarse a punta de dedo.

Tendinopatía = Dolor –> Falso

Pero, ¡ojo! Un problema en el tendón pude cursar de forma totalmente asintomática. Incluso roturas completas a veces no provocan dolor. El mecanismo por el que esto puede ocurrir todavía es desconocido.

Fases de curación de un tendón

  • Fase reactiva: 3-4 semanas
  • Fase degenerativa: 5-7 semanas
  • Fase de ruptura: 5 semanas a 6 meses

Cuando un tendón llega a consulta de fisioterapia puede encontrase en alguna de estas fases y es importante entender los tiempos de recuperación. Eso no quiere decir que durante todo ese tiempo tenga que estar inmovilizado. Más bien todo lo contrario. Por ello la gestión de la carga debe ser muy importante durante semanas a meses.

Debemos aplicarle carga a un tendón lesionado

La carga es necesaria para el tendón. En función de la carga que le apliquemos podemos pasar de una fase a otra de curación. Es decir, para propiciar la curación y no empeorar el estado del tendón, debe ser una carga adecuada, una carga que provoque una mecanotransducción positiva. De esa manera, mantendremos una homeostasis correcta y favoreceremos su curación.

Factores que influyen en el desarrollo de la lesión

Factores extrínsecos

  • La carga que le apliquemos al tendón
  • Condiciones ambientales (entorno laboral, deportivo …)
  • Factores psicosociales externos
  • Hábitos de vida (fumar, mal descanso, sedentarismo, mala alimentación…)
  • Toma de algunos medicamentos como antibióticos o antiinflamatorios

Factores intrínsecos

  • Edad: los cambios degenerativos son normales con el paso de los años aunque no se usen esos tendones.
  • Sexo: más frecuente lesiones en mujeres
  • Factores sistémicos: diabetes, problemas cardiovasculares…
  • Biomecánica
  • Genética
  • Psicosociales internos (miedo al movimiento, creencias acerca de la lesión, ansiedad…)
  • Índice de masa corporal: el aumento de tejido adiposo es un precursor de proteínas inflamatorias

Pruebas de imagen

  • Por norma general, salvo banderas rojas, no deberían realizarse hasta las 6ª semana
  • Además, la tendinopatía se produce en un entorno dinámico mientras que la prueba de imagen es en estático
  • En tendinopatía la prueba de imagen más recomendable es la ecografía

La importancia del ejercicio durante la adolescencia

La mayor parte del colágeno del tendón se sintetiza durante la adolescencia y permanece sin cambios a lo largo de la vida. Por tanto, en función de la actividad física que hayamos realizado en nuestra adolescencia, dependerá la cantidad de colágeno que tengamos y este es un factor que no podremos modificar.

No es útil en problemas tendinosos

Al tendón se ha visto que no le resultan útiles ni la EPI, ni las ondas de choque, ni el láser ni los ultrasonidos. Si aplicando estas técnicas se aprecia una mejoría podríamos estar ante dos situaciones:

a) El problema no era realmente del tendón

b) Efecto placebo

La mejor herramienta para el dolor tendinoso

Lo que sí ha demostrado ser útil en dolor tendinoso es:

  1. La Educación: acerca del dolor, proceso de recuperación, causas…
  2. El Ejercicio terapéutico: controlado, supervisado, progresivo y suficiente. Aquí te explico la importancia del ejercicio a la hora de recuperar una lesión.
  3. El Control de cargas: no solo en los ejercicios, sino en la vida diaria.

Otras opciones como el tratamiento farmacológico, tratamientos pasivos deberían ser la segunda opción y la cirugía tan solo como última opción.

Trabajo bilateral

En cuanto al ejercicio terapéutico es importante tener en cuenta la importancia del trabajo bilateral. Cuando se trata de un problema tendinoso a nivel de un hombro o de una pierna, por ejemplo, se ha visto que es útil trabajar con los dos miembros. En casos de mucho dolor, es útil comenzar con ejercicios en el «miembro sano» como si estuviésemos trabajando en el lesionado. Esto es gracias a las neuronas espejo.

Nº registro sanitario logopeda reactive: C-27-001230
Nº registro sanitario psicología clínica reactive: C-27-001210
Nº registro sanitario odontología reactive: C-27-001203
Nº registro sanitario fisioterapia reactive: C-27-001127
Nº registro sanitario terapia ocupacional reactive: C-27-001128
Nº registro sanitario podología reactive: C-27-001180
Otros servicios que no requieren de autorización sanitaria:
Dietista - Nutricionista
Entrenamiento